Como escoger

¿Cómo elegir un carrito de bebé?

Con varios modelos de carrito, tamaños y precios, vamos a explicarte todo lo que necesitas saber para elegir la mejor silla de paseo para tu hijo.
19 de febrero de 2021
Padre paseando con hija y bebé en cochecito

El carrito de tu bebé será un gran compañero durante varios años, y sentado en él es donde tu hijo va a conocer muchas cosas del mundo. Es un artículo esencial para la vida de los adultos, y probablemente vas a necesitar más de un cochecito a lo largo del crecimiento de tu pequeño.

Tantas opciones disponibles y la gran variedad de precios, puede causar confusión a la hora de elegir. Pero, no te preocupes, vamos a explicarte los aspectos a considerar en tu compra.

Qué considerar al hacer la elección

Para empezar, necesitas tener en mente dos cosas: el precio y el estilo de vida de quien usará el carrito. Cuando buscas un carrito de paseo por primera vez, los precios pueden causar pánico. Es importante tener en mente cuánto puedes y quieres gastarte, pero también es importante tener en mente que es posible conseguir un excelente cochecito que no cueste una fortuna. Pensar en tu estilo de vida te hará decidir los recursos que tu silla de paseo debe tener. Debe atender las necesidades de tu rutina, por lo que piensa bien por donde vas a andar, donde vas a guardarlo, si vas a utilizarlo para hacer viajes o durante actividades físicas, por ejemplo.

Si vives en un terreno accidentado, lo mejor es un carrito más pesado. En caso de que vayas a transportarlo con mucha frecuencia en el maletero de tu coche o en transporte público, es importante que sea más ligero y plegable con una sola mano.

Para facilitar tu elección, antes de empezar a buscar, debes responder algunas preguntas para comprar un carrito que realmente atienda tus necesidades:

  • ¿Cuál es tu rango de precio?
  • ¿Quién va a usar el carrito?
  • ¿Por dónde va a ser usado?
  • ¿Cuál es la rutina y el estilo de vida de quien irá a empujar el carrito?
  • ¿Cuál es el clima del lugar en el que será utilizado?
  • ¿Dónde vas a guardarlo generalmente?
  • ¿Durante cuánto tiempo será utilizado el carrito?

Cuando tengas estas respuestas en mente, estarás listo para aventurarte en el universo de las infinitas opciones de carritos de bebé.

Tipos de carritos de bebé

No te asustes, en internet parece que existen muchos tipos, pero en realidad no son tantos. Podemos dividirlos en 3 tipos:

Carritos normales

Básicamente son los carritos de uso diario, utilizados para pasear por el parque o ir al centro comercial, por ejemplo. Algunos tienen características especiales, como: tamaño ultra compacto, compatibilidad con capazo y sillita de coche, ruedas de aire, suspensión, entre otros.

Carritos de deporte

Los carritos de deporte son conocidos como carritos jogging. Están pensados para proporcionar estabilidad al correr. Si te gusta correr, es tu única opción, ya que los cochecitos normales no pueden usarse para correr.

Carritos ligeros

Son mucho más ligeros que los carritos normales y muy apropiados para viajes y transporte público. A causa del peso, son más fáciles de manejar y la mayoría de los cochecitos de este tipo se pliegan con una sola mano (cierre de paraguas).

Carritos gemelares (doble)

Es ideal cuando tienes gemelos o hijos con edades próximas. Los asientos pueden estar uno al lado del otro o uno atrás del otro.

Carritos tres piezas (sistema de viaje)

No son exactamente un tipo de carrito, sino una solución más completa para los padres.

Permiten cambios de “módulos”. Ayuda en los primeros meses del bebé porque es posible ajustar un capazo y una silla. Cuando el bebé crece, se puede utilizar el asiento normal.

Generalmente están compuestos por 3 opciones de acuerdo con las necesidades de uso: capazo, sillita de coche y carro de paseo.

Carritos de bebé y recién nacidos

La mayoría de los carritos no son apropiados para los recién nacidos. Esto merece una especial atención, ya que como los bebés tardan aproximadamente 6 meses en conseguir sujetar su propio cuello, necesitan un carrito en el que el respaldo se recline completamente.

Aun así, muchos padres prefieren utilizar el capazo o la silla grupo 0/0+ en esta fase. Si eres uno de estos padres, es preferible comprar un sistema de viaje o un carrito que sea compatible con el capazo/silla de coche.

Características que pueden interesarte

Dependiendo de tus necesidades, algunos recursos pueden ser interesantes. Tu carrito no necesita tenerlos todos, por eso piensa en los recursos más importantes para ti:

Asiento reclinable

La mayoría de las sillas de paseo tienen asiento reclinable y consigues colocar el apoyo en diferentes posiciones, lo que te traerá una mayor comodidad durante el paseo. Pero, vale recordar que, en caso de que quieras utilizar el carrito para llevar a tu recién nacido, es necesario que se recline 180º.

Pliegue con una sola mano

Para los padres multitarea, este recurso puede ser de gran ayuda. Con el bebé en los brazos, poder plegar el cochecito con una única mano es esencial.

Además del pliegue tipo paraguas, algunos carritos tienen un pliegue ultra compacto y pueden hacerse muy pequeños cuando los guardamos. Si tienes un maletero pequeño o el espacio donde lo vas a guardar es limitado, una silla de paseo ultra compacto puede ayudarte.

Capota de sol

Es esencial para proteger al bebé y tener un paseo más agradable. Muchas tienen una protección UV integrada.

Capota de lluvia

Del mismo modo, muchos carritos tienen capota de lluvia que ayudará a que tu hijo no se moje durante el paseo.

Manillar regulable en altura

Que el manillar sea regulable es ideal cuando varias personas (con diferentes alturas) empujan el carrito. De esa forma, todos pueden hacerlo cómodamente.

Asiento reversible

Permite cambiar la dirección del asiento, girándolo hacia ti o hacia delante.

Cesta

Cuando tenemos un hijo, nunca llevamos pocas cosas. Por eso, una cesta portaobjetos debajo del cochecito nos ayuda mucho. Algunos carritos tienen una cesta XL que tiene un espacio mayor que los convencionales.

Suspensión a las 4 ruedas

Algunas aceras pueden ser un verdadero desafío para muchos carritos de bebé. Con la amortiguación ofrecida por la suspensión a las 4 ruedas, el viaje va a ser más cómodo para tu hijo.

Ruedas de aire

Las ruedas grandes y con aire proporcionan una mayor amortiguación y, junto con la suspensión a las 4 ruedas, harán que tu hijo no sienta tanto las irregularidades del terreno. Las ruedas “normales” suelen ser lo suficiente para la ciudad. Además, las ruedas delanteras giratorias facilitan las maniobras.

No te olvides

Verifica cómo funciona el sistema de frenado de las ruedas. No debe haber complicaciones para accionarlas y desactivarlas, para dudar de que tu bebé va a estar seguro.

¿Es mejor un carrito de bebé de 3 o 4 ruedas?

Los carritos con 3 ruedas se han hecho más populares y realmente ofrecen algunas ventajas. Normalmente, las dos ruedas de atrás son más grandes y proporcionan una mayor estabilidad para el cochecito. Son las responsables de que este tipo de carrito sea ideal para practicar deporte o para usarlo en terrenos irregulares, como aceras de piedra, por ejemplo. La rueda de delante, que es más pequeña, es la responsable por las maniobras.

El mejor tipo dependerá de tu necesidad y de tu estilo de vida. Para saber más sobre el asunto, entra en nuestro post sobre las diferencias entre los carritos de bebé con 3 o 4 ruedas.

Hora de elegir

La elección del carrito de tu bebé es una gran decisión y una gran inversión. Pero esperamos que, con nuestro post, tengas todas las informaciones que necesitas para elegir el tuyo.

¿Crees que esta publicación puede ayudar a alguien más? ¡Compártelo!
Se copió el enlace